Día de la Victoria

Ese día comenzó con nervios; sabíamos, todos los que votaríamos por AMLO, que la victoria de ser avalada por un juez imparcial sería segura. El problema es que al frente del árbitro electoral, estaban los mismos que avalaron el fraude en 2006 y la compra de votos masiva de Peña Nieto y el PRI en 2012.

El clima era más o menos el mismo de ahora; mentiras de la derecha, que se refutaban en menos de media hora. Millones y millones de pesos públicos y privados, invertidos en campañas de marketing y en redes sociales para posicionar a Anaya y Meade, y persistir en el poder; mantener los privilegios, seguir sin pagar impuestos, mantener la impunidad, desviar recursos, usar las instituciones para su beneficio y sobre todo hacerse millonarios.

Eramos millones los que anticipando un posible fraude dábamos vueltas por las casillas cercanas. Los que con esperanza votamos temprano, aún cuando cientos de casillas abrieron tarde. Eramos millones los que ansiabamos que ahora sí, ganaríamos.

Las horas pasaban lentas. Incluso recuerdo enojarme con AMLO, cuando anunció a la hora de votar que lo había hecho por Rosario Piedra de Ibarra. “Un voto puede ser determinante”, pensé entonces, y no podía estar más equivocado. En todo el país se fraguaba una victoria contundente.

La urnas engordaron con votos a la izquierda, no solo en la presidencia, sino en las cámaras, en los municipios y hasta en la mayoría de las gubernaturas. La república mexicana, poco a poco se pintaba Morena.

Pero aún faltaba lo más difícil; las elecciones pasadas las habíamos ganado, pero no nos habían respetado los resultados, así que nos mordíamos las uñas frente a la tv, o con las redes sociales actualizadas cada 10 segundos para estar pendiente de cualquier noticia. Al fin, cuando era legal, salieron los primeros conteos rápidos que pronosticaban la victoria de la coalición Juntos Haremos Historia. Pero aún así, la noticia no bastaba, a pesar de que las encuestadoras decían era una victoria aplastante.

Entonces anunciaron un pronunciamiento de Meade. Imaginé lo peor; intentarían un fraude, anunciaría su victoria, diría que fue cerrada pero que había ganado; todo eso me pasó por la cabeza en un segundo, pero después vi su rostro; desencajado, triste, derrotado. “La elección no nos favorece, Quiero felicitar a Andrés Manuel López Obrador”, dijo…

Parecía un sueño, el candidato del PRI, salía a reconocer la victoria de AMLO, al fin el país giraría a la izquierda. Al fin podríamos salir del embrollo neoliberal y establecer una república de derechos. Al fin, después de años y años de lucha de miles de mexicanos López Obrador portaría la banda presidencial. No lo creía.

Entonces vino el anuncio de Anaya, también reconociendo la derrota; el triunfo de los que queríamos que todo cambiara. Entonces pude creerlo. Y por un momento me sentí feliz, pleno, absolutamente orgulloso de ser mexicano.

Ese día fue el Dia de la Victoria.

Lo que siguió fue fiesta. Corrimos al Zócalo a gritar “¡presidente, presidente!”, como muchas veces lo hicimos en mítines y discursos. Ese grito que salía de la boca pero que provenía del alma, ahora era cierto. Queríamos ser parte de esa fiesta que era una voz de salida para una Revolución pacífica, que hoy aún se encuentra en marcha.

Falta mucho.

Aún lucharemos bastante.

Pero ese día ganamos y demostramos, que aún con el INE corrupto, con las leyes a modo, con millones de pesos desviados a las campañas, con urnas desaparecidas, con los medios en contra; con todo eso podemos vencerlos.

Gerardo Ayala


CANTARES DE NUESTRA PATRIA

Y cantares de justicia, por tanto tiempo esperada, empezamos a escuchar en nuestra patria.

Golpe a golpe, verso a verso  y paso a paso.

Y al andar vamos haciendo camino, un camino que no había, un camino no transitado, siempre eludido, siempre evitado para un pueblo siempre engañado, siempre humillado.

Cae la famosa “Verdad Histórica” y nos señala  Gertz Manero que tras la caída del “Mochomo” se giran órdenes de aprehensión contra 46 funcionarios públicos del Estado de Guerrero, Tomáz Zerón huyendo, también con orden de aprehensión y en la medida que se vayan confesando será en la medida que se vayan implicando todos aquellos que participaron en la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa.

Al andar vamos abriendo camino y al mirar la vista atrás tendremos que contemplar un país en el que reine la equidad, en el que reine la justicia.

Nuestra lucha, de tantos millones de mexicanos, no es ni será en vano.

Paco Casillas.  


El sueño del proyecto transoceánico en el Istmo de Tehuantepec

La empresa de conectar la costa del Pacífico con la del Atlántico en México data desde el siglo XIX, época en la que el expansionismo de Estados Unidos ambicionaba con tener un paso interoceánico en el Istmo de Tehuantepec. En 1859, Estados Unidos intentó apoderarse del Istmo con la firma del Tratado McLane-Ocampo, acuerdo en el México le concedía el libre tránsito de forma permanente a la potencia norteamericana. Afortunadamente, el Tratado no fue ratificado por el Senado estadounidense y México conservó la soberanía del Istmo. 

En 1894, Porfirio Díaz retomó la visión de unir ambos océanos iniciándose la construcción de un ferrocarril para conectar a los puertos de Salina Cruz en Oaxaca y Coatzacoalcos en Veracruz. La vía se inauguró en 1907 con un tráfico modesto y sobre todo de uso local. Lamentablemente, el inicio de la Revolución Mexicana y la inauguración del Canal de Panamá en 1924 menoscabaron el éxito a largo plazo del proyecto de Tehuantepec. 

Ya en plena época neoliberal, se inició el desmantelamiento de los ferrocarriles y se concesionaron las líneas más rentables. Por fortuna, el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec no se consideró lucrativo y no se privatizó. Ello hizo posible formular la idea de llevar a cabo el Megaproyecto del Istmo de Tehuantepec para rehabilitar el paso transoceánico. Según el investigador Carlos Zolla (2010), este Megaproyecto se puede definir como “la propuesta moderna de utilización del espacio mexicano más corto entre los dos océanos, a fin de trazar una vía de comunicación que permita vincular a las economías más poderosas del mundo, en el contexto de la globalización”. 

Durante los sexenios de los expresidentes Vicente Fox y Enrique Peña Nieto, se intentó revivir el megaproyecto con la promesa de una mejora de la infraestructura física y la generación de empleos, pero al final de sus respectivas administraciones no se lograron  los frutos prometidos. Ante el fracaso del Plan Puebla Panamá de Vicente Fox y el proyecto de Zonas Económicas Especiales de Enrique Peña Nieto, el investigador Jaime Torres Fragoso (2017) plantea tres alternativas para darle mayor competitividad al proyecto transoceánico: lograr una mayor eficiencia operativa en las terminales portuarias, habilitar un tren de alta velocidad e instalar parques industriales. 

En ese sentido,  la administración del Andrés Manuel López Obrador elaboró en 2019 el proyecto ejecutivo para la rehabilitación de la vía férrea transoceánica, lo que eventualmente le dará una mayor competitividad a la región del Istmo de Tehuantepec. Mediante dicho proyecto, se prevé: incrementar la velocidad del tren de carga de 20 a 70 kilómetros por hora; ampliar los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz; e instalar 10 parques industriales. El proyecto ya cuenta con 4 autorizaciones de impacto ambiental emitidas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y tiene una alta aprobación de las comunidades indígenas. 

El pasado domingo 7 de junio el presidente mexicano inició la supervisión de la rehabilitación de la vías férreas del Istmo de Tehuantepec, acompañado por los gobernadores de Oaxaca, Alejandro Murat, y de Veracruz, Cuitláhuac García.  Ambos gobernadores resaltaron la coordinación y la cooperación entre ambas entidades durante los primeros meses de trabajo. El gobernador Murat, que ganó las elecciones por medio del partido tricolor, llamó a cerrar filas con el mandatario mexicano para enfocarse en las coincidencias y para trabajar de forma incondicional desde Quintana Roo hasta las Bajas Californias. 

Hoy más que nunca es hora de crear un frente común para hacer que este tipo de proyectos se hagan realidad, sin importar que partido ocupen los gobernadores de los estados. Es hora de revivir un Megaproyecto que se añoró desde hace más de un siglo para impulsar el desarrollo en el sureste del país y con ello crear oportunidades de trabajo. Sobretodo, que mejore las condiciones de vida de los 12 grupos indígenas que habitan los 81 municipios ístmicos. Justamente, el proyecto del presidente López Obrador responde a la gran deuda histórica con estas zonas históricamente marginadas por los gobiernos neoliberales.

Como retuiteé recientemente un mensaje en el que me sentí plenamente identificado: yo no voté por el presidente López Obrador “para que me fuera bien a mí, porque yo tengo trabajo y trabajando me va bien como a muchos otros. Voté para que les vaya bien a los millones a los que siempre les ha ido mal, y si a ellos les va mejor, Mi Voto valió la pena!”. Y entre esos millones que siempre les ha ido mal, están los pueblos del Istmo de Tehuantepec, pueblos que no han visto mejorar sus condiciones de vida ante el abandono histórico que han tenido por las administraciones anteriores.

Orlando Vázquez


Fuente imagen: SCT / Mauricio Ledesma

Referencias:

https://www.redalyc.org/jatsRepo/676/67652755007/html/index.html

Chucu – Chucu… Ahí viene el tren maya

Uno de los grandes proyectos, que me entusiasmaron desde 2012, para votar por AMLO fue sin duda el Tren Maya, y es que para los que conocemos el sureste nada suena tan atractivo como un tren que recorra todo el mundo maya, dentro de México.

Las preocupaciones son claras; la devastación de las selvas y los espacios naturales y la voracidad de corporaciones turísticas que de pronto vean el potencial de la zona turística, más allá de lo que ya significa Can Cun, Tulum o Playa del Carmen.

Sin embargo las vías son las mismas que ya existen desde hace muchos años y que hoy están prácticamente en el abandono; es cierto, habrá impacto ambiental, pero no será más que el de una carretera o un nuevo camino, que de todas formas se harían, y que no significarían un crecimiento tan grande en el aspecto económico o de empleos, como sí lo será el Tren Maya.

Es cierto y muy posible que la zona de pronto sea objeto del deseo de empresarios hoteleros, de transporte o de servicios turísticos, pero es natural y esa explosión traerá un crecimiento que mucha falta le hace al sureste. Lo que todos deberíamos exigir, cuando eso se de, es que los empleos generados sean bien remunerados, que los recursos naturales sean explotados de manera adecuada y que no se extralimite la capacidad poblacional de cada estado para cuidar las comunidades que ahí se han desarrollado por siglos.

El tren maya es una solución más que un problema; según datos de la ONU, reducirá la pobreza en un 15% en la zona y traerá 715,000 nuevos empleos directos e indirectos en la zona.

Así que…

Tal vez lo único inexplicable del proyecto sea la reticencia de los opositores al proyecto, más allá de los que lo hacen por el desconocimiento o ignorancia de la importancia del tren. Pues en todo caso es muy similar al proyecto que ellos querían del aeropuerto en Texcoco; una gran obra que traería turismo empleo y riqueza al país.

¿O será que solo se oponen por que es un proyecto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a lo que en realidad le tienen miedo es a que funcione, a que se haga, y que a su luz, Morena les gane otro periodo presidencial?

Gerardo A. Ayala Mena


Fotografía : milenio.com

El peso de las palabras

Mis profesores realistas me van a aventar a la hoguera -de nuevo- pero, en cierto modo, las palabras sí son capaces de crear la realidad.

Pensemos en las actividades que han sido remuneradas económicamente en el contexto de una familia conformada por una mujer, su pareja y un par de hijas. Imaginemos que él sale a trabajar a una oficina, a una fábrica; percibe un salario. Ella se queda en casa a limpiar, cocinar, lavar y atender a los hijos porque no trabaja. No trabaja. Así se registra en la realidad, así se contabiliza, así se comprende. Ella no trabaja. 

En nuestra tradición, la palabra es un instrumento tremendo de poder.  El primer acto libre y creador del hombre (del macho de nuestra especie) según la Biblia, fue darle nombre a las cosas; nombró hasta a la mujer. Este hecho, de alguna manera, lo separa de toda la creación, mujer incluida. Dar nombre es dar sentido, es darle una nueva luz a lo dado. No lo niega, pero sí lo transforma de alguna forma.

Si yo soy docente en una universidad y me dan el foro para plantarme en una clase para decir que los pobres son pobres porque quieren, tal vez esté diciendo una mentira, pero la enuncio desde una situación de poder en la que me confirieron credibilidad y autoridad a priori. Las personas que me escuchen pueden creerme o no, cuestionarme o no, pero ya se dijo, se sembró, desde ese lugar privilegiado que me fue confiado. Y lo dicho, dicho está.

Me ha preocupado profundamente que el presidente diga, desde su lugar de privilegio y poder, el cual nosotras le confiamos, que la violencia hacia las mujeres es poca cosa. Desestimar la violencia estructural desde la estructura de poder es brutal. Hace un daño tremendo a las mujeres violentadas y quienes las defienden. Nos hace daño a todas, porque pone un estigma y crea una realidad paralela que nos atrapa y nos ahoga.

Nuestras palabras pesan, tanto como una lápida.


Ja Ja Javier Lozano

Uno de los políticos consentidos del Calderonato. Siempre prepotente, siempre en pose, siempre arribista, siempre queriendo más y más poder. Un indeciso del PRI o del PAN; tal vez en resumen uno de los mejores ejemplos de que ambos partidos son lo mismo y sirven para lo mismo. Para absolutamente nada, más que beneficiar al que ya tiene dinero y poder.

Alguna vez Secretario de trabajo y entonces enemigo del empleo y amigo de los potentados. Javier Lozano fue a todas luces uno de los artífices del extinción de Compañía de Luz y Fuerza y también de Mexicana de Aviación.

Javier Lozano, incluso alguna vez dijo que quería ser presidente. (¡Qué pinche miedo!). Cercano de los Moreno Valle, de los Calderón Zavala, de Meade, de Anaya y de cuanto impresentable tenga la política mexicana, siempre buscó y busca una posición para golpear a la izquierda a AMLO y a todo lo que esté en contra de los intereses personales y de los de sus patrones.

Es uno de esos políticos que se deshace en halagos y servilismos para el que tiene poder o dinero y en cambio escupe insultos e improperios para el que lo cuestiona, lo reta o simplemente le dice sus verdades.

Javier Lozano fue nombrado por “su amigo” Gustavo Adolfo de Hoyos Walther como vocero especial de la COPARMEX, para luego deshacerse de el a las ocho horas del nombramiento. Lo que pasó, nadie lo sabe a ciencia cierta, pero se especula que tuvo que ver con que varios empresarios, miembros de la Confederación, presionaron para que Ja Ja Javier de ninguna forma representara sus intereses y mucho menos de manera pública, pues eso afectaría su ya de por sí muy gastada imagen,

El golpe es duro, tanto que hoy fue la burla de twitter y de la política en México. Lozano que de por sí ya había perdido capital político cuando se fue del PAN, para apoyar a Meade, en el PRI, hoy luce como un “apestado” de la realidad nacional.

El golpe es duro, también para Gustavo de Hoyos, que demostró no tener todo el poder en la institución que preside y que hay más intereses que los suyos, aún cuando se presume el líder absoluto de COPARMEX.

El golpe es duro para la Oposición de AMLO, que no encuentra figuras que estén a la altura de enfrentar al presidente y su 4ta transformación. Que solo tienen, ya como recurso, a algunos artistas y personalidades que a cambio de atención momentanea se prestan a atacar al gobierno, aunque luego sean desmentidos.

En fin.

Saludos y Felicidades Ja Ja Javier.

@GerardoAyala


Libertad de expresión

Uno de los derechos fundamentales en toda democracia que se precie de funcionar, sin duda es la libertad de expresarse. Pero como todas las libertades tiene una gran responsabilidad detrás:

Ser libre para decir no es lo mismo que seas libre para mentir. Cosa que parecen no entender varios personajes de la política, el periodismo y la comunidad artística de México.

Todos los días desde las hojas del Reforma, Excelsior y El Universal o desde la pantalla de Azteca, Imagen o Televisa se vierten informaciones dudosas; investigaciones a medias, pedazos de videos editados para que el mensaje no sea el correcto, y ahora, descaradamente, se miente y se golpea desde las Columnas de opinión, con la sencilla disculpa de “soy libre”.

Todos los días se hace propaganda en los espacios que deberían estar dedicados al periodismo y todos los días, cientos de tweets son enviados desde las cuentas personales de varios periodistas, con el único objetivo claro de golpear el Gobierno de México. Mientras bots, pagados quién sabe con que dinero, son “replicadores” de las mentiras y el golpeteo.

Entonces claro, llegan las voces de izquierda, los personajes del gobierno, las autoridades o cualquier afin al gobierno y al proyecto de AMLO, a desmentir cada una de las mentiras que dicen los enormes medios tradicionales.

Entonces claro, sale el presidente a desmentir las falsedades, a dar cifras, a contrastar hechos y a demostrar que son los de siempre los que mienten y seguirán mintiendo.

Y es ahí cuando los Krauze, Joaquín López Dóriga, Pascal Beltrán del Rio, Carlos Loret de Mola, Margarita Zavala, Calderón y demás fauna nociva, salen a gritar que se les reprime, que el gobierno, Andrés Manuel y sus zombies, atacan la libertad de expresión. Se victimizan, se hacen mártires; cuando en realidad fueron ellos mismos, y solo ellos, los que en principio y mintiendo; atacan y violan una y otra vez, la Liberta de Expresión.

Parecen tener su propio concepto de Libertad de Expresión. Según ellos…

  • Son libres de expresarse
  • Nadie puede expresarse sobre lo que ellos expresan
  • Ellos pueden criticar
  • Nadie puede criticar la crítica que ellos hacen
  • Ellos son los dueños de la Libertad de Expresión
  • Y no se la prestan a nadie.

Pues no.

Nosotros seguiremos hablando.

Nosotros seguiremos criticando.

Nosotros seguiremos teniendo voz.

Gerardo Ayala

PD: Un saludo a la “izquierda arrepentida”, esa que ahora cita a Chumel, a Triana y hasta a Belaunzarán. Su brújula moral, se extravió en un mar de intereses. Ni modo.


¿Valdría la pena cancelar el Tren Maya?

La primera línea de ferrocarril que se construyó en México, fue la ruta entre Veracruz y la Ciudad de México en 1842 bajo el mandato de Santa Anna, pero su mayor expansión tuvo lugar durante el Porfiriato (1876-1910), logrando pasar de 416 a 15,310 millas de vías férreas.

La infraestructura ferroviaria porfirista, que se financió con inversiones provenientes principalmente de los Estados Unidos, Inglaterra y Francia, pasó a manos del Estado con el decreto de nacionalización del presidente Cárdenas en 1937. Sin embargo, la falta de modernización, una estrategia de operación obsoleta, el exceso de trabajadores y sobre todo la corrupción que caracterizó a las administraciones priístas en los años siguientes a la administración de presidente Miguel Alemán (1946-1952) llevó a la quiebra del sistema ferroviario, culminando con su privatización con la administración de Zedillo en 1995 en plena época neoliberal. 

Desde entonces y con la globalización de la economía mexicana en la década de 1990 los trenes dejaron de ser prioridad para el Estado y se continuó privilegiando a la infraestructura automovilística, ignorando los beneficios sociales y económicos que podría traer el tren. Mientras tanto, en China se iniciaba  la planificación de su red ferroviaria, logrando inaugurar su primera línea de alta velocidad en 2003. Hoy en día, China cuenta con la red de alta velocidad más grande del mundo y en Europa se sigue privilegiando la inversión en trenes, al ser un transporte limpio, que tiene una visión social y que contribuye al crecimiento económico. 

Sin embargo, en México, los detractores de la 4T han politizado el proyecto del Tren Maya, aludiendo a sus posibles “daños ambientales” y el “rechazo” de las comunidades,  tratando de defender a los pueblos indígenas que abandonaron por décadas y que quedaron fuera del desarrollo del país. Los gobiernos neoliberales apostaron por la privatización de los recursos estratégicos del estado, incluyendo los ferrocarriles. Bajo la premisa neoliberal, adelgazaron el papel del Estado y no corrigieron las fallas del mercado derivadas de la concentración de los recursos en las regiones con las mayores ventajas económicas, dando pie a un círculo vicioso que generó preferencias hacia las regiones más competitivas, y discriminación de las regiones más pobres. 

El proyecto del Tren Maya es el proyecto más legítimo de López Obrador para corregir las asimetrías en el desarrollo entre el Norte y el Sur causadas por el modelo neoliberal. Aún mas, es una oportunidad de oro para que el titular del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, inhiba cualquier manifestación de corrupción por parte de los funcionarios responsables del proyecto. Pero sobretodo, el Tren Maya representa el  mayor esfuerzo del Estado para recuperar un área estratégica clave con el fin de potenciar el desarrollo social, cultural y económico de la península de Yucatán.

Orlando Vázquez


Fuentes:

https://www.infobae.com/america/mexico/2020/01/08/la-apertura-de-tres-nuevas-zonas-arqueologicas-en-la-ruta-del-tren-maya-es-viable-determino-el-inah/

https://inah.gob.mx/boletines/8206-convenio-entre-inah-y-fonatur-impulsara-el-cuidado-del-patrimonio-cultural-durante-la-construccion-del-tren-maya

Fuente imagen:

http://www.trenmaya.gob.mx/

Siguen con miedo

¿Hasta dónde es capaz de llegar el poder económico y el poder político por perpetuarse?

En México no es tan difícil responder esa pregunta, los casos son variados y los ejemplos rayan en lo surrealista. Tenemos por ejemplo la elección robada a Cárdenas en 84. Cuando todo el poder político y el narcotráfico se unió para conservar al PRI en el poder.

Luego están claro, las alianzas por debajo del mantel, como la de Fox con Zedillo, que a compromiso de dejar los cotos de poder amarrados y estables, se dio un cambio de colores, pero no de actores. Una simulación en la que las cosas siguieron igual y a lo mejor en algunos aspectos hasta peor, pero con un Marketing muy propio del panismo, del nuevo siglo.

Uno de los peores ejemplos sin duda es el proceso entero de la llegada al poder de AMLO. Un político distinto, que desde el discurso y la arenga daba miedo a los opuestos. Un político que como varios viene desde lo humilde, pero como ninguno se siente orgulloso de decirlo y de no tratar de esconderlo en ropa cara, ademán fingido o título de universidad privada. Andrés Manuel, sabían, que de llegar al poder, pondría un estate quieto a varios comportamientos indignos de las instituciones de poder y a varios actores políticos y empresariales.

Por ese miedo, se unieron los corruptos para robarle la elección en 2006. Por ese miedo prefirieron poner a Felipe y sus impulsos de carnicero, al frente del país. Por ese miedo destruyeron lo poquito que habían crecido las instituciones democráticas en México y convirtieron la tierra mexicana en sembradío de muertos.

Por ese miedo también le apostaron al regreso del PRI, con el títere Peña Nieto y la horda de bandidos que tenía en su gabinete. Por ese miedo el país se volvió a endeudar como siempre y siguió sangrando más que nunca.

Así que para 2018, no se veía cómo pudieran mantener sus bastiones de poder. México despertó y los aplastó aún cuando todavía en lugares como Coyoacán y Puebla, metieron su mano negra. La gente los aplastó en las urnas: con sus instituciones, en su sistema y bajo sus reglas.

Y pues su miedo se les volvió canción. Todos los días Andrés Manuel, les quita algún negocio, los arrincona haciendo que paguen impuestos. La UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) de Santiago Nieto los tiene asoleados congelando cuentas y comenzando investigaciones. Sus miedos eran profundos por que eran ciertos. Y lo peor es que se gastaron todo su prestigio, toda su credibilidad y la de sus periodistas, en sexenios anteriores. Ahora solo les queda arrimarse a bots en twitter, y a personalidades como Thalía o Eugenio Derbéz, para seguirle pegando al gobierno. Quién sabe bajo qué arreglos.

Su estrategia ya no da risa y mucho menos da frutos. Se caen a pedazos, de ahí su miedo a que la revocación de mandato y AMLO, aparezcan en la boleta del 2021. Se mueren de miedo por que saben que a pesar de todas las complicaciones la 4ta transformación va viento en popa, y la gente volverá como en estos más de 20 años a apoyar al tabasqueño.

Y no solo eso, ellos escasean de figuras emblemáticas. Sus personajes principales siguen siendo Lozano, Calderón o Alfaro. Mientras que la izquierda, cada vez, y cimentado en ataques de todos los días crece en figuras importantes; Santiago Nieto, Marcelo Ebrard, Rocío Nahle, Irma Eréndira Sandoval, Hugo López Gatell y los que acumulen en la semana.

Tienen miedo.

Y tienen razón en tenerlo.

No van a volver.


THE INNER LIGHT

“Un poco de ingenuidad nunca se aparta de mí  y es ella la que me protege”

Antonio Porchia.

PROYECTARSE:  La proyección es un mecanismo de defensa por el que el sujeto atribuye a otras personas las propias virtudes o defectos, incluso sus carencias.

EL fin de semana anterior el Dr López Gatell habló precisamente sobre la proyección en relación a las críticas de la oposición al trabajo que en el Sector Salud  se están realizando en cuanto a la crisis actual por el Coronavirus.

Y lo explico así. Tú proyectas lo que eres. Lo que llevas dentro. No se puede proyectar nada más. Si tu alma está llena de odio, de rencores, de venganzas, hablarás y atribuirás en otros solo odios, rencores y venganzas. Si eres una persona imbuida de violencia, proyectarás siempre violencia en tus maneras, en tus gestos y lo atribuirás a tus interlocutores.  Si has corrido por la vida haciendo trampas y cochupos, fregándote a quién se deje, serás una persona que desconfía de todo y de todos

En esa situación se encuentran los políticos de oposición y de ese modo hay que entenderlos. Acostumbrados a que en el pasado todo se manejaba en lo oscurito, se maquillaban cifras, se ocultaba información, se hacía negocio en todo lo que significara insumo, no se informaba a tiempo y verazmente, y los funcionarios de todo tipo no eran los más capaces sino los más compitas del poder en turno, son incapaces de ver otra cosa que no sea lo que ellos llevan dentro. Su luz interior no es luz, es oscuridad y ello es lo que proyectan y lo que a diario expresan.

Truculencias. Mezquindandes. Esperando haya muchos decesos para poder denostar al actual régimen. En fin, proyectando lo que son o en lo que se convirtieron como funcionarios de gobiernos pasados.

De ese modo los entiendo. Y los comprendo. Y a lo que se ve, son incapaces de cambiar su esquema mental.

Por eso pienso, vendrá una nueva generación de jóvenes políticos de oposición, con otra panorámica del quehacer político que represente de verdad una verdadera oposición.

Y no significa ello que hoy todo esté hecho ni mucho menos. EL mundo siempre será un mundo inacabado y siempre habrá mucho por hacer. Y en nuestro país, queda mucho, mucho por hacer.

Y es en ese quehacer, en el que la oposición de hoy ha sido claramente incapaz.

Paco Casillas.

LOS TONTITOS

Les dicen. Mi macha les hubiese dicho: “no tienen llenadera”.

Rescates carreteros, rescates ferroviarios, el rescate 2009 de Calderón que en teoría iba a PYMES (pequeñas y medianas empresas, como tú, como yo, como Don Roque, como el todo natural y etc. Como tantos que trabajamos y que generamos el 80% de los empleos del país)  y que en su mayor parte se quedó el dinero para las grandes empresas agrupadas en las cámaras que todos conocemos (se le llamó FOBAPROA empresarial en el que el gobierno compró la deuda de las grandes empresas rescatándolas a través de Nacional Financiera) y la reina de todas las reinas, la cereza del pastel, el fraude más grande que se le ha hecho al pueblo de México, el FOBAPROA de Zedillo, del PRI y del PAN (aunque se enojen los que no quieren recordar el pasado).

Hoy lo quieren de vuelta los señorones “que no tienen llenadera”, como gracias a ellos existimos el resto de la pelusa, gracias a ellos comemos, nos vestimos, nos movemos los que no somos nada más que parte del engranaje que ellos mueven, pues suponen deben de ser SIEMPRE, los primeros a rescatar. Y cuidadito con quejarse bajo pena de ser comunista, anarquista, socialista, populista, beisbolista y quizá saxofonista.

Es muy corta la memoria y es muy largo el olvido, dijo Neruda cuando dijo que podía escribir de noche unos versos muy, muy tristes, nomás lo dijo, no sabemos si los escribió o no, o si los que escribió eran ésos o eran otros, pero, como es muy largo el olvido, les dejo este video que habla de aquel rescate que se llevaron los que no tienen llenadera y hoy andan, lloriqueando por los rincones, como la muñeca fea, nada más que la muñeca fea no quería que nadie la viera y estos sí, estos quieren que todos los vean y de ser posible, los vean quedarse solitos con el pastel.

Así que se los dejo. Mentes sensibles, no lo vean, les va a poner de mal humor. Coparmexos, tampoco lo vean, para que le mueven, les va a torcer  la tripa.

Bonito día!!!!

Paco Casillas.

Video


DON TEOFILITO. Vida y Obra.

El presente estudio, antropológico y de campo, pretende ser una recopilación de datos sobre la vida y obra de un personaje local que trascendió en la historia hasta nuestro tiempo actual.

Hay quienes dicen que llegó proveniente de una ranchería cercana a Escuinapa pocos años después de la revolución. Y hay quienes dicen que venía de Mazatlán y que por mero accidente se quedó a vivir entre nosotros. Su fecha de arribo a lo que por aquellos años era solo un caserío se sitúa entre 1922 y 1925. Hay quiénes nos refieren que llegó como obrero de la entonces Sugar Company y que fue ascendiendo poco a poco en los puestos sindicales, sin embargo, al hurgar en los registros históricos de las juntas sindicales  no se encuentra evidencia de ningún Teófilo (mucho menos, Teofilito) que formase parte importante de las directivas de dichos sindicatos. La versión más creíble es la que nos narran de que fue un abarrotero muy querido, que vendía alimentos y ropa a los empleados del Ingenio azucarero con los que llegó a tramar una gran amistad.  

Enjuto, rostro franco, bigote generoso, se le recuerda como parco, de pocas palabras pero bondadoso.  

Su mayor acierto fue haber dicho una frase, cierto día lluvioso, que fue a su vez, intrascendente y certera. Intrascendente porque nadie recuerda que fue lo que dijo, pero certera por qué tal frase, a pesar de que nadie recuerda de que trataba, todo mundo recuerda que la dijo.

Y gracias a ello, don Teofilito pasó a la historia.

Y viene a cuento este estudio antropológico, porque cada vez que me dicen que nuestro presidente tiene señales evidentes de senilidad, que no hila sus discursos, que se duda de su salud mental, viene a mi mente don Teofilito y pienso, “como dijo don Teofilito”, muy senil y muy enfermo pero que pela le pone todos los días a la oposición en las mañaneras, dándoles cátedra de Historia de México, de Historia Universal, de Filosofía y de Política dejándoles día con día, en evidencia en su ignorancia.

Paco Casillas.

PD.- Y respondo por este medio a quienes me preguntan (hasta en tono de sorna) sobre el informe de ayer de AMLO. Parco, como lo era Don Teofilito, pero certero. Dos días antes Arturo Herrera había anunciado apoyos que se detallan esta semana para las PYMES, por lo que no se habló mucho de ello, anuncio de medidas contracícilicas en la economía, mayor inversión gubernamental para genera más empleo y reactivar la economía y quedó a deber, en mi opinión, en haber ahondado en la inversión público-privada, ya que es sabido que hay una cierta parte del sector empresarial que en conjunto con el PAN y lo que queda del extinto PRI que en su extinción se mimetizó en el PAN, tratando de desestabilizar este gobierno aprovechando la crisis global que la caída del neoliberalismo potenciada por el coronavirus ha provocado. Ya hasta memes exigiendo al General Luis Crescencio Sandoval de la espalda a AMLO andan circulando. Y el otro punto que me quedó a deber, sería que yo esperaba, en concordancia con Simón Levy, un anuncio de inversiones importantes en energías limpías.

Pero, como dijo  MORCHEEBA, Roma no se hizo en un día.

Que pasen excelente Semana Santa!!!!!!


fotografía: Reforma.com

Empresarios de a peso

Tener un empresa exitosa es muy complicado; requiere capital, talento y carácter, para soportar las embestidas del destino. Hoy el Covid-19 es una prueba para muchos emprendedores; hombres y mujeres de negocios que todos los días arriesgan su patrimonio haciendo empresa.

Esta crisis sin duda separará a los buenos empresarios de los empresarios de a peso; esos que solo ven por sus intereses, aun sea a costa de sus empleados, proveedores, gobierno y sus clientes.

Es cierto, las empresas dan empleo, pero no es como algunos “empresarios” lo quieren hacer ver; no le hacen un favor a nadie. Todas las empresas necesitan un recurso humano. Y ese recurso les da una retribución que día a día los hace más y más exitosos. Es cierto ellos pagan un sueldo, pero es su empleado quien hace crecer los proyectos, quien sustenta la producción, quien vigila y atiende los puntos de venta, quiene hace que el capital semilla de cada negocio germine y de utilidades.

Tampoco lo hacen por el país. Ningún hombre de negocios, tiene negocios para dar empleos, todos tienen negocios por que quieren multiplicar su capital, por que buscan hacer crecer su patrimonio. No son héroes, son empresarios y nada más. La prueba es que algunas de estas empresas pagan sueldos de miseria, la prueba es que hoy pueden incluso correr gente con la mano en la cintura, por que lo que menos les preocupa son sus trabajadores.

Una vez dicho esto, resulta curioso como son estos empresarios; los que se creen héroes del país; los que todos los días en pasados sexenios decían “depende de uno, echenle ganas”, los que gritan que AMLO, los está dejando solos. Son estos empresarios los que quieren que el país se endeude y que les exente de sus obligaciones fiscales en aras, dicen, de seguir sosteniendo los empleos que dan.

Son estos empresarios, acostumbrados a evadir impuestos, los que a gritos y sombrerazos, quieren tirar a Andrés Manuel. y amenazan con escenarios de catástrofe.

Reniegan del estado, lo ningunean. Reniegan de los programas sociales, llaman mantenidos a sus beneficiarios. Reniegan de políticas sociales, las llaman locuras e improvisaciones. Pero hoy estos empresarios de a peso, piden que el país les de a ellos, les resuelva, les exente, les preste, les regale, los rescate, los mime, los apapapache, los trate como los trataba el PAN o el PRI.

No queridos empresarios de papel. AMLO, no va a gobernar para sus intereses, gobierna para los de todos; aunque ustedes crean que más vale un pobre muerto de hambre a que su empresa reporte números más discretos este año.

El gobierno de México ayudará a los más pobre primero, por el bien de todos. Y luego a empresas pequeñas y medianas, que son las que más empleos brindan en el país.

Hoy los “grandes empresarios”, deberán demostrar que lo son.

Gerardo Ayala


REFLEXIÓN/ En concordancia con un mes sabático.

El Doctor López Gatell representa aquello por lo que tanto tiempo luchamos millones de mexicanos. Que cada área de gobierno sea ocupada por un experto en esa materia. Dejar atrás el que el hijo del vecino, del primo de compadre que es banquero, se encargue de cosas que ni conoce.

Se me puede decir que el Doctor Gatell es un tecnócrata. No lo es y digo por qué. La diferencia entre unos y otros es la humanidad. La humildad. La sencillez. Ausente por completo en los tecnócratas, imbuidos de soberbia, de sexenios anteriores.

No todo es preparación.

Empatía, tolerancia,  comprensión, humildad, convierten al experto en un auténtico servidor público.

El  conocimiento te brinda sabiduría. La sabiduría te brinda humildad. No se tiene una cosa sin la otra.

He  ahí la diferencia.  

Ojalá y en el servicio público sigamos, como país,  adelante en esa línea.

Paco Casillas.

PD.- Y para este tema, solo puedo dejar una canción repetida. Cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da. Nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma.


AMLO VS SANDERS.

Recientemente se ha estado mencionando con insistencia, la creciente posibilidad de que el demócrata Bernie Sanders logre la candidatura de su partido para competir contra Donald Trump por la presidencia de los USA  y la posibilidad pequeña, pero posibilidad al fin, de que le gane la contienda a Trump.

Bernie, como le decimos los amigochos, tiene una plataforma ideológica muy pero muy similar a la que maneja y manejó en campaña, AMLO en nuestro país. Debido a ello, en los USA, los meros meros dueños del dinero que son a los que no les convendría que llegara, ya están implementado su campaña de que Sanders es un “Peligro para USA” (¿les suena conocido?).

A grandes rasgos propone cobrar más impuestos a quienes más tienen, disminuir la enorme desigualdad entre los muy muy ricos y los muy muy pobres, dar cobertura médica gratuita a todos los norteamericanos, ayudar a cubrir las deudas de los estudiantes universitarios ya que allá para ir a la universidad  tienen que paganini. Les dan becas que se tiene que pagar cuando se gradúan. Congelar las deportaciones, retirarse de la carrera armamentista y de que USA ande metiendo las narices en todos los países del mundo y bueno, nada más le falta decir, “por el bien de todos, primero los pobres”, pero, por supuesto, en inglés se escucha primer mundo y nada populista. “for the good of all, first the poor people”.   Tiene para sí también,  el voto de los jóvenes y el voto latino.

Bernie, goza de la simpatía de mucha gente de la clase media nacional mexicana que al mismo tiempo odia gratuitamente a AMLO. Por ello, me empecé a cuestionar, ¿por qué si sus plataformas ideológicas son tan similares, odian a AMLO y les cae bien Sanders?  y ahí te voy, realicé una encuesta tipo Mitofsky en las que ya sabe uno de antemano el resultado para encontrar el por qué y salir por fin del estado de confusión en que he vivido desde que nací.  

He aquí las conclusiones que encontré:

1)      AMLO es mexicanote, Bernie, ameriquequins.

2)      AMLO es morenón tirándole a prietón,  Bernie Sanders wero werinche, mata la chinche. Eso ya dice algo.

3)      AMLO tiene rasgos indígenas, Sanders rasgos anglosajones.

4)      AMLO no habla inglés y Bernie  habla un perfecto inglés de Oxford.

5)      AMLO es tabasqueño y Sanders ni más ni menos que Neoyorquino, oiga usted!!!

6)      AMLO estudió en la UNAM, escuela pública de la raza brava, a dónde van los que no les alcanzó pa’l  Tec y similares,  Sanders en la Universidad de Chicago, no comparen!!

7)      AMLO se apellida López y Sanders pues Sanders. ¿Cómo va a competir un López contra un Sanders, apellido 100% gabacho?. NO hay lugar.

8)      AMLO usa ropa mexicana (Milano y Farjí el barato), Bernie pura ropa ameriquequins, Dillard’s pa’rriba!.

9)      A AMLO le dicen el peje y a Sanders, Bernie, Bernie, pegando el labio inferior a los dientes incisivos frontales superiores, haciendo resonancia con las paredes de la boca para que se escuche una correcta y estilizada pronunciación.  En cambio, “el peje”, ¿qué gracia tiene pronunciar “el peje” ? Cero elegancia en su pronunciación.

10)   Frases de campaña, Go, Bernie, Go! Contra “Arriba el peje!, “se ve se siente, el peje está presente!!!”” ¿cómo comparar una cosa con otra? No hay manera.

11)    La esposa de Bernie (mi amigocho) es gringuita. La de AMLO, mexicana, ven al diferencia abismal entre uno y otro. De plano, así no se puede.

Terminada la encuesta comprendí el porqué de los porqués y resignado, me cuestioné por que no nacimos allá en vez de haber nacido aquí.

Como decía mi yoya. A veces la cigüeña se equivoca de casa y de país.

Bonito lunes!!!!

Paco Casillas.


Fotografías: The Times / Gobierno de México

Me arrepiento.

Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia, después de una lucha de muchos años. Es sin duda un líder político único en el país. Nadie puede negar su resilencia, su amor a las causas y el empeño diario en lograr liderar el proyecto que ahora encabeza. No fue fácil. Muchas voces, mucha gente, se sumó a su lucha y lo impulso a seguir aún con los panoramas más oscuros. Es conmovedor ver el respaldo de la gente hacia el tabasqueño en videos del desafuero antes de las elecciones de 2006, en el plantón de reforma y en casi todos los de sus mítines de estos años.

¡Presidente, Presidente!, eran gritos en todas sus apariciones públicas. Era un sueño para muchos, una ilusión para otros y la solución para otros tantos. Lo cierto es que después de tanto tiempo, al fin en 2018, se llegó a la meta de la izquierda de colocarse en la cumbre del poder político en México. 30 millones se unieron para que sucediera y ni siquiera el INE pudo evitarlo

La cuarta transformación está en marcha y ha luchado en todo este tiempo con notas inventadas, con medios enojados, con periodistas furiosos por falta de pago, por campañas de desprestigio pagadas desde el poder económico, por intelectuales que se quedaron sin sueldo y por una enorme campaña de bots, que todos los días trabajan intensamente, para dar una imagen de fracaso que no se creen ni ellos mismos. En redes se libra un batalla demencial y continúa que parece no tener fin. Es la derecha contra la izquierda, son los chairos contra los fachos, son los amlovers con otra los haters del macuspano. Y la cosa no parece cercana a cambiar. Se pronostica incluso, que se intensificará con el claro objetivo de arrebatar la mayoría a Morena y así quitarle capacidad de maniobra a AMLO después del 2021.

Así es el escenario y cualquiera que hiciera el análisis el 2 de julio de 2018, podría verlo con facilidad, pero hay un factor que pocos veían venir; los arrepentidos. Los hay de todo tipo, desde los que ni siquiera votaron por él y dicen arrepentirse y sentirse defraudados del cambio. Estos son simplemente gente que sin credibilidad alguna busca hacerse parte del triunfo para al mismo tiempo vender la imagen de que Andrés ha perdido gente. Estos, al igual que las fakenews son desmentidos casi de forma inmediata. Pero los que hoy traigo a la palestra son los que verdaderamente “se arrepienten”, gente que apoyó a Andrés Manuel, de forma vehemente y hoy le da la espalda; que gritan ¡Me arrepiento! y piden perdón, por según convencer a multitudes de votar por el proyecto de transformación que ganó el 1 de julio. Hay explicaciones posibles, todas igual de ilógicas y todas también igual de injustas.

La primera, creían que Andrés Manuel Lopez Obrador lo resolvería todo en un minuto, gente que de verdad pensaba era el mesías; gente que no entiende como funciona un país y lo arraigado que están los vicios en el ir y venir del país; cosas tan simples como la corrupción en todas las instituciones públicas o el mal funcionamiento de gobiernos estatales y municipales. Lo creyeron mago, aún lo creen. No lo es.  TONTOS

La segunda explicación es un poco más compleja, son personas que apoyaron toda la vida a Andrés, que marcharon, que gritaron, que se partieron la madre apoyando; asumiendo que al llegar, tendrían un puesto, un hueso. Que serían parte del gobierno y se veían encumbrados como parte de una corte que gobernaría México los próximos 30 años. Son estos los que juran que sin su apoyo Obrador hoy no sería presidente, y en algo puede que tengan razón. El problema es que nunca vieron solo por el bien general sino por el particular. Eran y no lo sabían, más de lo mismo. Querían el mismo sistema, pero para ellos, sin transformación. No comprendieron que la 4ta transformación era eso, y que lo seguirá siendo. HIPÓCRITAS. 

La tercera: los que aparentan ser opositores al sistema, y que en realidad lo único que buscan es ganar seguidores de uno y otro bando, siendo como veletas que se ajustan al compás del viento. Gente que durante la campaña y unos meses después de ella se declaró obradorista a ultranza, que defendía cualquier cosa y que incluso componía poemas, hacía videos, inventaba frases y se tomaba fotos con el candidato de Morena; pero solo por ganar followers, solo por aumentar sus cuentas. Gente que sabía el tamaño de la avalancha del movimiento de la coalición “juntos haremos historia”. Querían salir en la foto. Y hoy, pretenden ser opuestos, pero no por que en realidad lo sean, sino por que es conveniente para sus intereses y por que se dan cuenta que del lado de la izquierda el apoyo tiene que ser sin lucro y sin moche de por medio. Les conviene girar a la derecha. MISERABLES.

A ti el que no se arrepiente le digo, lo único que queda es seguir, ser parte de las benditas redes sociales. Tener firmes las convicciones y afilados los argumentos. Entender que esto es un proceso y que habrá fallas. Saber que AMLO escucha, cambia y corrige. Entender que no es mago y mucho menos mesías. Saber que el proyecto que se votó era el único posible y que en otras manos, hoy estaríamos diciendo que estaríamos mejor con AMLO, por que además es cierto. Lo único que nos queda es aferrarse a voces que en la oscuridad aún son faros de luz, que hacen verdaderos análisis y que llegan a conclusiones sanas y útiles. 

Me atrevo a citar una de esas voces para mostrar la disyuntiva en la que muchos nos encontramos:

“¿Cómo decir lo que pienso y tengo derecho, sin que venga un “odiador” a burlarse para golpear a una administración?, Yo no odio, Yo exijo como mexicana mi derecho a vivir en paz, segura. Yo no quiero que la administración caiga pero sí que cambie lo que sea necesario”.

“¿Cómo decir lo que pienso y tengo derecho sin que venga un defensor de la 4T a decirme tibia, a insultarme para defender a quien no ataco, a quien solo le exijo que cumpla su encomienda?”

@SantaRemedios

En lo personal no me arrepiento, Hoy mas que nunca estoy seguro de mi voto, orgulloso de él, y sé y entiendo lo útil que le ha sido a México en este año y meses. Hoy estoy más seguro que nunca de que Es un honor estar con Obrador.

@GerardoAyala


ONG (otro negocio grande)

Al rededor del mundo existen miles de organizaciones, que de una u otra forma buscan ayudar o componer lo que los gobiernos no pueden, por falta de presupuesto, de interés o por que a lo que se dedican es a satisfacer alguna necesidad que no es prioritaria. El trabajo de las ONG´s destaca en el mundo, brindando tratamientos que son imposibles de conseguir por sus altos precios o por que sencillamente dar uno de estos servicios, significaría absorber cantidades de recursos económicos, que dejarían a muchas otras personas sin servicios de salud.

Dichas ONG´s son organizaciones financiadas desde el sector privado por personas que son verdaderos filántropos o que a su manera, buscan una forma legal y válida de pagar un poco menos de impuestos.

En México, la cosa es un poco distinta; no en todos los casos seguramente, pero si de forma frecuente. Las ONG se han convertido en negocios redondos, que si bien, cumplen con sus objetivos sociales en el proceso se convierten en estructuras de evasión de impuestos, y por si fuera poco, algunas, patrocinadas por el mismo gobierno.

Es decir muchas de estas organizaciones funcionan con recursos públicos, lo cual no tiene el menor sentido, pues terminan por realizar lo mismo que los gobiernos deberían hacer y con los mismos recursos; así que en ese sentido la existencia de esas fundaciones es inexplicable.

El caso de FUCAM (fundación de cáncer de mama) es emblemático, pues claro que cumplen con una misión honorable, necesaria y admirable, pero su forma de existencia es absurda, pues el 100% de su financiamiento son recursos públicos. Y la fundación solo funciona como intermediario. El paso correcto, doloroso pero necesario, en consecuencia, es regresar la responsabilidad al sistema de servicios de salud pública; es hacer responsable al INSABI y al sector salud, de todos y cada uno de los tratamientos que al final, se pagan con nuestros impuestos.

FUCAM, como fundación privada, como ONG; lo que debe hacer es buscar financiarse y obtener recursos por otros medios. Hacer su trabajo para conseguir patrocinios y donativos, que le permitan continuar su labor. Desafortunadamente, en su lugar prefieren unirse al golpeteo político y por medio de comunicados tratar de vender una imagen incorrecta, en la que el gobierno de AMLO, luce como “asesino de mujeres”, cuando es exactamente lo contrario; el gobierno está buscando hacerse responsable por la vida de todas y cada una de las mujeres que en el país tienen o tendrán cáncer de mama.

Y ese es solo un caso, hay muchas organizaciones no gubernamentales que no sobrevivirían sin recursos públicos; lo cual es absolutamente opuesto a su razón de existir.

El proceso de la 4ta transformación es doloroso, pues se trata de cambiar todo lo que estaba tan mal. Cosas a las que incluso nos acostumbramos y percibimos como correctas sin serlo, al grado de entender como normal, que recursos públicos fueran desviados a organizamos privados, para resolver lo que los gobiernos deberían resolver.

@GerardoAyala